Noticias

Seminario enjuicia Ley "Aula Segura": No es la vía idónea para afrontar la violencia en espacios educativos

Diversas visiones en torno a la Ley "Aula Segura" se brindaron el pasado 8 de julio en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, tras la realización de una actividad organizada por el Consejo del Departamento de Ciencias del Derecho, que tuvo como objetivo analizar uno de los temas que se ha tomado la agenda pública en los últimos meses.

El seminario, que se desarrolló en la sala Matilde Brandau, contó con la asistencia de aproximadamente 80 personas que en su mayoría eran estudiantes secundarios y sus apoderados, profesores de Educación Media, estudiantes de nuestra Facultad y académicos de la carrera de Derecho de la U. de Chile. Además se contó con la participación de representantes estudiantiles de varios liceos de la capital, tales como el Instituto Nacional, el Liceo Nacional de Maipú, el Liceo de Aplicación, Liceo N°1 Javiera Carrera, entre otros.

El seminario comenzó con una breve introducción por parte de Marcelo Zúñiga, moderador del encuentro, en torno a las nociones básicas de los elementos políticos y jurídicos subyacentes a la Ley Aula Segura. Luego, el profesor Álvaro Tejos, comenzó su exposición donde trató diversos elementos de la ley objeto de reflexión. Así, aseveró que desde un punto de vista hermenéutico, la ley posee groseros errores de lingüística, redacción y conexión de palabras.

El académico del Departamento de Derecho Público planteó además que el sentido de la ley puede estar destinado a la solución de una problemática real y concreta, pero la forma, en virtud de la cual, se intenta solucionar dicho problema no es la más óptima, desde el punto de vista utilitarista y normativo. Recalcó la importancia de la forma del Derecho como elemento indispensable para que el sistema jurídico pueda ordenar de forma idónea las conductas humanas.

En segundo lugar, le correspondió exponer a Branislav Marelic, ex director y actual consejero del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), quien aclaró que su exposición no representa, en ningún caso, la visión del INDH, sino que meramente una opinión personal. Marelic, a lo largo de su exposición, intentó dejar de manifiesto la importancia de comprender el concepto de Derechos Humanos, para saber a qué enfrentarse al momento de invocar su noción.

En esta línea, aseveró que muchas personas ven a los DD.HH. como obstáculos del desenvolvimiento político, pero refutó que es necesario observarlos como una oportunidad y como un gran logro de la civilización, dado que ellos establecen un estándar mínimo ético en las relaciones humanas y en las relaciones de poder. En ese sentido, vinculó la exigencia de que la ley Aula Segura debe estar siempre en sintonía con los DD.HH. y, en ningún caso deben entrar en contradicción.

Por último, el profesor del Instituto Nacional, Mario Vega, a través de su exposición logró concretizar varios de los elementos planteados por los anteriores ponentes, a la realidad misma en que la ley ha afectado al Instituto Nacional. El docente reflexionó en torno a la necesidad y los medios que el legislador buscaba con esta ley, y aseveró sin vacilaciones que no son los más idóneos y efectivos para atacar el problema estructural y fundamental del que se trata, como es la violencia y la educación.

A juicio del profesor Vega, la ley ha enviado un mensaje comunicacional diverso al cual se pretendía, y ha generado una reacción por parte de los estudiantes secundarios que han agudizado sus formas de movilización. En este punto, el profesional lamentó y reprochó el aumento de la violencia, pero planteó la necesidad de comprender el origen o la génesis de esos hechos para poder abordarlos de la mejor forma posible.

La última etapa del seminario, se desarrolló en función de la interacción del público, quienes plantearon sus posturas y consultas a los expositores. Aquí se llegó, posteriormente, a una mayor profundización de contenidos, dado que las preguntas que emergieron, fueron hechas por partícipes de la educación secundaria, por ejemplo profesores, estudiantes y apoderados. A partir de esos comentarios, tanto Tejos, Marelic y Vega coincidieron que efectivamente existe un problema, pero los medios para enfrentarlo no son los adecuados, pertinentes y proporcionales.

Compartir:
http://uchile.cl/d155541
Copiar