Noticias

Defensoría Jurídica de la U. de Chile: Estudiantes, académicos/as y egresados/as asisten a víctimas de violaciones de derechos humanos

En el contexto social de masivas movilizaciones en todo el país y la instauración de un Estado de Emergencia en varias regiones, el Centro de Estudiantes de Derecho impulsó la creación de la Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile, la que cuenta con el apoyo de abogadas/os, profesoras/es, el Centro de Derechos Humanos y diferentes departamentos. También colaboran organizaciones como la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem), Londres 38, la Corporación 4 de Agosto y la Comisión Chilena de Derechos Humanos. Estas instancias coordinan acciones con el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la Defensoría de la Niñez, la Defensoría Penal Pública y el Ministerio Público.

Hasta el momento, son 110 las denuncias recibidas a la fecha por la recién creada Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile, de acuerdo al primer informe emitido y presentado por Vicente Bustos, presidente del Centro de Estudiantes de Derecho; Tomás Ramírez, profesor del Departamento de Enseñanza Clínica del Derecho; y Natalia Bravo, abogada de Abofem. Algunos de los casos presentados en el primer informe son: tres personas obligadas a desnudarse frente a personal de Carabineros, 36 denuncias por impactos de perdigones, dos personas lesionadas por impactos de bombas lacrimógenas lanzadas directo al cuerpo, cinco denuncias por golpes propinados por funcionarios de Carabineros y del Ejército, entre muchas otras situaciones de violencia.

Vicente Bustos, uno de los voceros de la Defensoría, se refirió al trabajo realizado hasta el momento. "Reconocimos la necesidad de convocar a un espacio de trabajo para poner nuestros conocimientos jurídicos a disposición de esta coyuntura. No hemos detenido nuestra labor durante estos días y no pretendemos hacerlo. Seguiremos poniendo nuestra disposición a lo menos mientras dure este Estado de Emergencia", comentó.

Ilegalidad de las detenciones, vulneración al debido proceso (como no informar los derechos a los detenidos o ingreso no autorizado de personal policial a domicilio) y detenciones a personas de grupos vulnerables (migrantes, personas en situación de calle, etc.), son algunas de las situaciones denunciadas por la Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile.

El profesor Tomás Ramírez da cuenta que es fundamental entender que "no estamos en una situación de guerra, pero cuando se tiene un discurso que lleva a eso, las consecuencias son las que vemos. Como observadores de Derechos Humanos, estudiantes, egresados y académicos de la Facultad hemos observado una serie de situaciones especialmente graves, que se derivan, precisamente del uso no proporcional y progresivo de la fuerza. Fuerza que va en contra del supuesto objetivo de mantener el orden público".

El académico señala también que se han verificado situaciones especialmente graves con menores de edad, migrantes y personas en situación de calle. "Existen numerosos casos de menores de edad que han sido detenidos de manera ilegal, que no han sido dejados dentro de las comisarías en lugares distintos de los adultos. Lo mismo sucede con detenciones de hombres y mujeres , dentro de la comisaría en lugares distintos y separados". En esta línea, el profesor Ramírez grafica que "tenemos casos de menores de edad que tienen el cuerpo lleno de perdigones que han sido disparados de manera indiscriminada y, por lo tanto, también hay vulneraciones específicas a grupos que son especialmente vulnerables".

Por su parte, Natalia Bravo, abogada de Abofem y otra de las/os voceras/os, comentó que el equipo de la Defensoría ha tenido numerosos obstáculos para obtener información en comisarías. "Lo que nosotras hacemos es un llamado al Gobierno a entregar la información que hasta este minuto se nos niega: lista de detenidos, cómo están, dónde están, si recibieron asistencia médica, si recibieron asistencia hospitalaria. Queremos denunciar y hacer un llamado a que se nos entregue la información, puesto que estamos en un estado de derecho", recalcó.

La abogada también indicó que Abofem tiene en sus registros 15 denuncias efectivas asociadas a violencia de género, entre las que se incluyen desnudamiento forzoso, incomunicación por más de 6 horas y métodos de tortura. "Menores mojadas, desvestidas, intimidación con armas de fuego, impactos de proyectil y perdigones. Nos parece atroz el estado de violencia y la violencia de estado que se ha ido generando y que va en alzada. Con nuestro despliegue territorial hemos podido constatar este tipo de situaciones", añadió Natalia Bravo.

El funcionamiento de la Defensoría considera el trabajo de seis comisiones dedicadas a la recepción de causas y monitoreo, acción jurídica, acción territorial, monitoreo a hospitales o centros de salud (uno de los resultados fue constatar un colapso de atención en pacientes graves), comunicaciones y financiamiento. En esta última se reciben donaciones de dinero o de colaboración de instrumentos que sirvan a la causa.

En caso de requerir atención o asesoría jurídica en contexto de vulneraciones de derechos humanos en manifestaciones o movilizaciones escriba a cdh@derecho.uchile.cl. Si quiere unirse como voluntario/voluntaria de la Defensoría Jurídica escriba a defensoriajuridicauch@gmail.com.

Compartir:
http://uchile.cl/d158791
Copiar