Noticias

Egresada Mariela Peranchiguay:

“Los ingresos especiales son el elemento esencial para que una persona con discapacidad pueda ingresar a la educación superior”

Profesora María Cristina Gajardo junto a Mariela Peranchiguay el día que se tituló de abogada en la Corte Suprema.Fue destacada por la prensa local en el sur de nuestro país como un orgullo para la comunidad y aquel reconocimiento da cuenta de su cercanía con esa red que ha sido vital para su desarrollo profesional.

¿Cómo es venir desde un lugar como Caguach hasta Santiago?

"En nuestra isla de Caguach, durante muchos años no existían personas que fueran profesionales de ningún tipo, pero eso ha ido cambiando con el tiempo. Hace un tiempo existen distintos profesionales”.

Mariela salió de Caguach a los 14 años para ingresar a la educación media en el Liceo Insular de Achao y tras ello se trasladó hasta Santiago con el propósito claro: adquirir las herramientas necesarias para entrar a la universidad.

“Si bien es cierto que mis profesores fueron súper creativos y buscaron los métodos para enseñarme, había cuestiones que yo no sabía, entre las cuales estaban, por ejemplo, el uso de los dispositivos móviles, computadores, teléfonos y también la movilidad, el desplazamiento”, reconoce.

Entró a un colegio para personas ciegas para encontrar lo que buscaba y fue allí donde comenzó la búsqueda de una carrera universitaria que terminó en la decisión de estudiar Derecho en la Universidad de Chile.

¿Por qué Derecho en la Chile?

Entré a Derecho en la Chile porque en ese tiempo no había muchas posibilidades para estudiar muchas carreras para las personas ciegas y Derecho sí tenía ingreso especial, a diferencia de otras carreras de la universidad. Por eso entré por ingreso especial a Derecho.

Los ingresos especiales siguen siendo un elemento súper importante y esencial, considerando que la gran mayoría de las personas que tienen una discapacidad no tienen aprendido todo el contenido del plan común. Entonces los ingresos especiales son el elemento esencial para que una persona con discapacidad pueda ingresar a la educación superior.

"En ese tiempo no había muchas posibilidades para estudiar muchas carreras para las personas ciegas y Derecho sí tenía ingreso especial", explica Mariela sobre las razones para estudiar en nuestra Facultad.¿Cómo lo hacías para estudiar en la vida diaria?

Hay tres elementos importantes. Lo primero es que el computador se me transformó en un elemento esencial en la vida. Utilicé grabadora un tiempo; Braille en menor escala.  Los textos que había que leer, antes de que existiera el escáner que hoy existe para las personas ciegas, las personas de la biblioteca se encargaban de escanearme los documentos y era maravilloso. Luego se compró el escáner que está en la sala de ciegos.  Ellos ya se sabían la técnica para que quedara bien impreso, que se viera la letra y ellos sabían cómo hacerlo y ellas siempre tuvieron muy buena disposición para ayudar.

El rol de los funcionarios de la Facultad en el desarrollo de Mariela

¿Fue relevante el rol de los funcionarios y funcionarias de la Biblioteca?

El rol de los funcionarios de la Biblioteca en su conjunto. Ellos siempre tuvieron mucha disposición.

¿Recuerdas a alguien en especial?

Las personas que siempre recuerdo son los funcionarios de la universidad porque me ayudaron mucho en muchas cosas muy locas. Ir al cajero, siempre ponen cosas en el patio, toldos, carpas, y los tíos siempre llegaban a salvarme. Los funcionarios de la universidad fueron muy importantes en mi desarrollo en el tiempo que estuve allá. De hecho, fueron los primeros que conocí… para buscar una sala con números, o buscar la clase en las pantallas. 

¿En qué te has desarrollado en lo profesional?

He hecho muchas cosas. Hice la práctica en penal en la Fiscalía sur.

¿Cómo fue esa experiencia?

"Fui la primera persona ciega que hizo la práctica en la Fiscalía y eso obviamente tiene sus dificultades", reflexiona Mariela Peranchiguay.Fue buena, buen tiempo, lo que pasa es que fui la primera persona ciega que hizo la práctica en la Fiscalía y eso obviamente tiene sus dificultades, pero lo bueno es que ellos estaban dispuestos a aprender y a seguir en ese camino y eso es lo más destacable, porque no fue como “ah no, no podemos” sino que “okey, vamos solucionando las cosas”. Siempre hubo muy buena disposición de la gente de “la sur” en todo sentido para que yo me sintiera cómoda los 6 meses de la práctica. Aprendimos juntos, ese sería el título de esa experiencia.

¿Qué se viene ahora para ti?

Yo creo que por ahora me quedo en Chiloé por un tiempo, estoy viviendo en Achao y me gustaría hacer cosas acá en mi comuna y en mi provincia.

¿Qué es lo que más te gusta de allá?

Yo no habría podido hacer nada si no hubiese tenido una familia que me apoyaba y una comunidad que me hiciera parte de ella. 

En ese sentido yo destaco mucho esa actitud. Yo tuve la oportunidad de compartir con otras personas con discapacidad visual y otros tipos de discapacidad y las situaciones fueron muy distintas.

Entonces una de las cosas que yo destaco del lugar donde vivo es la forma en que la comunidad nos trató. Eso fue muy significativo para el desarrollo integral y pleno de una persona que tiene discapacidad visual.

¿Qué desafíos crees que tiene pendiente la Universidad, la Facultad y la Sociedad?

Han avanzado en ese sentido y ha sido bueno contar con otras herramientas, otro trato, un reglamento que encuentro que ha sido una de las cosas más maravillosas que regula la forma en que se pueden dar las pruebas y ese tipo de cosas.

En cuanto a la universidad, yo siento que han avanzado harto en materia de discapacidad, pero sigue siendo un tema tras bambalinas. Todavía no es un tema que se tome la agenda como se debería y creo que se debería avanzar hacia ese camino abriendo más las puertas hacia otras carreras y otras discapacidades.

¿Qué esperas del proceso que atraviesa Chile?

Debe ser un Chile con mejor salud, mejores oportunidades para todos. En cuanto a discapacidad, es que pase a ser parte de la opinión pública.

Una de las cosas que más dificultades de las personas con discapacidad tiene que ver con el acceso a la educación y el trabajo que son precisamente los dos grandes pilares de los cuales se sustenta una persona para el desarrollo de su vida. Significan un eje esencial en la vida de cualquier ser humano.

Muchas veces suele pasar que cuando uno busco trabajo, se empieza a preguntar ¿Qué pasa si yo pongo en mi CV que tengo una discapacidad visual total? Porque muchas veces las puertas se te cierran por el solo hecho de escribirlo, sin siquiera conocerte.

¿Cuál es el Chile que quiere Mariela?

Creo que el Chile que yo quisiera ver es que te vean más allá de la condición que puedas tener, que vean a una persona, que todos sean iguales en dignidad y en derechos. Que sea un hecho concreto y obviamente para que eso suceda se necesita mucho tiempo, buenas políticas públicas, sensibilización y elementos concretos para que se cambie esta mentalidad de nuestra sociedad.  Y obviamente que las personas podamos acceder a distintas esferas públicas y políticas sin estar bajo esta etiqueta de “discapacidad” sino que como personas con virtudes y defectos.

Pareciera ser que nosotros todo lo hacemos por obligación. Por obligación nosotros aceptamos a personas con discapacidad, por obligación los tenemos en los colegios, pero ojalá que algún día se deje la obligación y se entienda que es parte de una realidad.

Compartir:
https://uchile.cl/d186499
Copiar