"Luz Bulnes Aldunate" - José Ignacio Vásquez

Como ministro del Tribunal Constitucional y exalumno de doña Luz Bulnes Aldunate, recientemente fallecida, quisiera honrar su memoria, destacando los méritos tanto de su dimensión pública como personal, que le permitieron ejercer honrosamente la magistratura en este tribunal.

Luz Bulnes ejerció la docencia en Derecho Político y Constitucional en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile por más de 30 años, educando en tales disciplinas a numerosas generaciones de estudiantes. Siendo la primera mujer que impartió tales cátedras y como reconocimiento a su mérito académico, fue distinguida en 1980 por la misma universidad con la medalla Amanda Labarca. Fue directora del Departamento de Derecho Público y nombrada vicedecana de la misma facultad en 1977, cargo que ostentó hasta el año 1983.

Asimismo, participó destacadamente en la redacción de la nueva Constitución, como integrante de la correspondiente Comisión de Estudios y en la Comisión de Estudios de las Leyes Orgánicas Constitucionales. Fue autora de diversos estudios en el área.

Esta trayectoria en el ámbito del Derecho Público, y en particular del Constitucional, la llevó a ser nombrada merecidamente ministra del Tribunal Constitucional el año 1989, cargo que ejerció por espacio de 13 años, hasta el 2002, siendo la primera mujer en alcanzar esta magistratura.

En el desempeño de sus importantes cargos académicos y públicos, especialmente como magistrada constitucional, demostró siempre sensatez, sentido común, amplitud de criterio político, pluralismo, así como plena dedicación y estudio en los asuntos que la avocaban.

Junto al reconocimiento público en mi calidad de ministro del Tribunal Constitucional, quisiera destacar las cualidades personales de ella, que, siendo una mujer de temperamento fuerte y resuelto, nunca dejó de exhibir una importante dosis de humanidad, alegría y cariño, especialmente en el trato hacia sus colaboradores y alumnos, demostrando gran ecuanimidad y respeto.

Finalmente, debo recordar con gratitud hacia ella que no solo pertenecí a la primera generación de alumnos de Derecho que estudió la nueva Constitución, recién entrada en vigencia el año 1981, bajo su guía académica, experiencia e ilustración tras haber integrado la comisión redactora, sino, además, al finalizar el curso me honró nombrándome su ayudante de cátedra de Derecho Constitucional, disciplina que ejerzo hasta hoy.

Compartir:
http://uchile.cl/d158054
Copiar