"Libertad y cuarentenas" - Álvaro Anríquez

La intensidad de cuarentenas y confinamientos actuales, unida a la amenaza de aumentarla si los índices empeoran, me hacen pensar que nuestras autoridades se preocupan tanto de nuestra salud como desprecian nuestras libertades. Lo anterior, en un escenario en que ya sabemos que el combate eficiente al virus no exige encerrar a las personas en sus casas.

¿Por qué, por ejemplo, se nos prohíbe transitar por las calles durante el fin de semana o ir al cerro o al parque, incluso si vamos premunidos de mascarillas? ¿Cuál es la probabilidad de que nos contagiemos o contagiemos a otro realizando esa conducta? La respuesta a la primera pregunta, además de su populismo, me parece, es la siguiente: una regla de cobertura amplia como las cuarentenas (que, precisamente por esa amplitud, impacta también actividades seguras) facilita la fiscalización de las actividades riesgosas cuya realización es lo que, en verdad, se busca inhibir. Si esa es la respuesta, entonces no estamos tomando nuestras libertades en serio.

Compartir:
http://uchile.cl/d172078
Copiar