Columnas de opinión

"Lo laboral y las pensiones"
Héctor Humeres

Estas materias siempre están en la palestra pública. Actualmente hay tres al menos que están en discusión.

1. Reducción de la jornada. Lo que está claro es que, en un futuro próximo, el país se encamina a una jornada inferior a la actual; lo que no se sabe es la magnitud de esa baja ni la forma en que se implementará. Es esencial que ello se materialice sobre la base de no afectar ni el empleo ni la productividad, aspectos sobre los cuales no se conocen estudios profundos vinculados a nuestra realidad. Referencias a otros países pueden ser muy ilustrativos, pero pueden inducir a errores a la implementación de esa idea en Chile. Relevante resulta preocuparse del impacto en el mundo de las Pymes y en la empresa manufacturera, a las cuales les puede resultar más dificultoso el tema de la reducción. La gradualidad y flexibilidad en su implementación resultan más que aconsejables, sino imprescindibles, para evitar efectos indeseados.

Un tema no menor se vincula al necesario impacto que la citada reforma tendrá en el sector público, aspecto poco debatido hasta ahora; sería ilusorio pretender que los funcionarios públicos no deseen una igualdad de trato futura en cuanto a este punto.

2. Dirección de Trabajo y servicios mínimos. Se ha presentado un proyecto de reforma sobre las materias anotadas, las que se observan como necesarias. La entidad fiscalizadora amerita una reforma, que le otorgue una mayor grado de profesionalización e independencia en su actuar, y que profundice la idea de un debido proceso en su accionar; ello constituye una necesaria garantía para trabajadores y empleadores. En cuanto a los servicios mínimos, se requiere una reforma que simplifique su aplicación y que resguarde el derecho de aquellos a quienes afecta. Hoy, la negociación colectiva se ve muchas veces entrampada en su aplicación por esta materia, lo que hace necesario solucionar para que ésta tenga la efectividad que se espera.

3. Reforma previsional. Se ha visto retardada por falta de acuerdo político, pero los afiliados al sistema no pueden continuar aguardando una solución que se hace imperativa. En caso contrario se producirán efectos indeseados y la aparición de ideas que apuntan a barrenar su continuidad. Merece mencionarse al efecto la interposición de 18 recursos de protección interpuestos en diversas cortes de apelaciones del país, en los que se han solicitado el retiro de los fondos de las cuentas de ahorro obligatorio de los afiliados, peticiones que atentan decididamente en contra de la base del sistema de pensiones. En efecto, el ahorro obligatorio con la sola finalidad de obtener una pensión de vejez constituye un eje fundamental del sistema; acceder al retiro de los fondos previsionales supone calificar a las administradoras como una simple entidad financiera desprovista de una finalidad que le es propia y atentar gravemente contra la idea de un sistema de pensiones basado en el ahorro obligatorio.

Enlaces relacionados
Columna en La Tercera
Compartir:
http://uchile.cl/d157376
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: