Proyecto que adelanta el cierre de termoeléctricas avanza en el Congreso Nacional

Entrevista en que participó la prof. Valentina Durán, Directora del Centro de Derecho Ambiental, publicada en Futuro 360, el 28 de octubre de 2020.

La Cámara de diputados aprobó con amplia mayoría el proyecto de ley que prohíbe la instalación y funcionamiento de centrales termoeléctricas a carbón en Chile, a partir del 31 de diciembre de 2025.

La iniciativa consta de un artículo único, que prohíbe la instalación y funcionamiento de plantas de generación termoeléctricas a carbón en todo el territorio nacional. Esta disposición se aplicará a todas las centrales que tengan menos de treinta años de antigüedad.

El proyecto busca corregir la primera iniciativa consensuada por el Gobierno y las empresas, que originalmente -a través del Plan de Descarbonización anunciado en 2019– promovía una transición de carácter voluntario con un plazo de 20 años.

Entre los antecedentes que se encuentran en la moción, se menciona que en Chile existen 28 centrales termoeléctricas a carbón operativas, con una potencia instalada de 5.529 MW. La mayor concentración de estas plantas se ubica en Iquique, Mejillones, Tocopilla, Huasco, Puchuncaví, Curicó, Hualpén y Coronel.

Debido a que la iniciativa fue objeto de indicaciones, retornó a la Comisión de Medioambiente y Recursos Naturales de la Cámara.

Adelantar los esfuerzos

La directora ejecutiva de la Defensoría Ambiental, Alejandra Donoso, expresa a Desafío Tierra que éste “es un hecho histórico y da cuenta de que la Cámara de Diputados tuvo que atender el clamor popular”.

Asegura que no podemos tener ciudadanos de segunda categoría que estén destinados al sacrificio ambiental, para el beneficio de unos pocos. “Las termoeléctricas a carbón son una de las principales fuentes de contaminación en las denominadas zonas de sacrificio y eso puede y tiene que cambiar”.

Pese a las indicaciones, Donoso plantea que “es de esperar que la manifestación, pública, popular, ciudadana sea oída y sea respetada por el poder político, y pronto podamos ver promulgada esta ley en el Diario Oficial”.

Por su parte la directora del Centro de Derecho Ambiental de la Universidad de Chile, Valentina Durán, detalla a Desafío Tierra que si bien ya hubo un anuncio “que pretendía adelantar el cierre a 2040 -fue un anuncio que hizo el Presidente luego de conversaciones con el sector- adelantar este cierre al 2025 sería una buena noticia desde una doble mirada”.

La abogada puntualiza que “Chile contribuiría con el esfuerzo internacional -del que también es parte- que se está haciendo para mitigar los efectos del cambio climático, reducir los gases de efecto invernadero y limitar el aumento de temperatura”.

El cierre adelantado de termoeléctricas es especialmente significativo para las personas que habitan en zonas de sacrificio. Aprobar el proyecto es una medida que “ayuda por el impacto ambiental que estas centrales a carbón generan en los territorios donde se ubican”, dice Durán. Añade que en estos lugares, la presencia de centrales a carbón genera “contaminación local del aire y también impactos en el suelo y agua”.

Compartir:
http://uchile.cl/d170306
Copiar